Telefónica empezará el proceso estratégico para sustituir su marca comercial por la de Movistar, tanto en el mercado español como en los país latinoamericanos en los que opera, a partir del próximo 1 de mayo, según informaron a Europa Press en fuentes del mercado. De esta forma, la firma presidida por Cesar Alierta continuará con la política de marca que inició el pasado mes de octubre en Chile, donde la filial chilena del grupo se convirtió en la primera en sustituir el nombre comercial de Telefónica por el de Movistar.