Telefónica mantendrá en su presentación a analistas en el Día del Inversor, que se celebrará el próximo viernes sus objetivos para los ejercicios 2009 y 2010, así como su compromiso con el accionista de incrementar su dividendo en el próximo ejercicio, según destacaron los expertos del sector. La firma presidida por César Alierta confirmó en su última presentación de resultados todos los objetivos financieros previstos para 2009 así como su compromiso de distribuir un dividendo de 1,15 euros por acción. En concreto, la compañía espera aumentar el flujo de caja operativo en un rango de entre el 8% y el 11% y el resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) entre el 1 y el 3%, con un límite de inversión de 7.500 millones, durante el ejercicio 2009. Asimismo, los analistas señalaron como posibles mensajes de Telefónica de cara a su próxima cita con inversores la diversificación y el fuerte potencial de la compañía en Latinoamérica, donde la operadora "compensaría la debilidad del mercado doméstico".