El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, manifestó hoy que el operador está "siempre interesado" en alcanzar acuerdos con sus rivales en la compartición de infraestructuras, siempre que supongan una mejora de la eficiencia sin condicionar la diferencia competitiva.
Linares, que recordó que el grupo mantiene en la actualidad un acuerdo con Vodafone en compartición de comunicaciones móviles en España, Alemania, Irlanda y Reino Unido, explicó en un encuentro con periodistas que la innovación debe ir acompañada de un marco regulatorio que incentive la inversión.

Respecto a la política regulatoria aplicada por la Comisión Europea en el sector de las telecomunicaciones, el consejero delegado del operador dominante en España manifestó que ésta debe dar un mayor protagonismo a las tecnologías y al impulso de la inversión.

"La innovación en redes y plataforma debería ir acompañada de una regulación más flexible", explicó el directivo que durante su intervención en un encuentro de telecomunicaciones organizado por Aetic y la Fundación Telefónica. Asimismo, señaló que la reciente regulación del 'roaming' y de las tarifas de terminación de llamadas móviles para el periodo 2007-2012 ha derivado en una caída de la inversión por parte de las operadoras.

En concreto, Linares indicó que la nueva regulación de 'roaming' habría mermado en 6.000 millones de euros los ingresos totales del sector de la Unión Europea, mientras que el impacto negativo de las nuevas tarifas de terminación se cifra en unos 34.000 millones.

MANTIENE CRECIMIENTO

El consejero delegado de Telefónica señaló que la operadora sigue creciendo en todos los parámetros a pesar de la situación económica actual, lo que les permitirá cumplir con todos los objetivos fijados para finales de año entre los que destacó una inversión de 7.500 millones de euros.

Linares explicó que para cumplir con las previsiones la compañía se apoya en su diversificación y en un modelo de gestión global e integrado. En concreto el directivo resaltó que el esfuerzo realizado por la operadora en el capítulo de integración ha permitido el desarrollo significativo de su filial británica O2 y se refirió también al importante papel que está jugando la banda ancha móvil.

En este sentido, el consejero delegado de Telefónica indicó que la banda ancha en movilidad funciona "muy bien" tanto en la vertiente de 'smartphone' como en la de USB para ordenadores y subrayó que es el producto que más crece del portfolio de Telefónica.

DIVIDENDO DIGITAL

Linares valoró las oportunidades que conlleva el dividendo digital -parte del espectro radioeléctrico que quedará liberado con el uso de la televisión digital-- para la nueva generación de telefonía móvil conocida con las siglas LTE aunque destacó que para que funcione tienen que coincidir la disponibilidad de la tecnología con la del espectro.

En este sentido el consejero delegado de la compañía pronosticó que para los países que han desarrollado la tercera generación de banda ancha móvil y la evolución de la tecnología HSPA+ la necesidad de implantar la nueva generación no es tan acuciante y se puede demorar hasta 2012.