Telefónica colocó este martes 1.500 millones de euros en bonos a 10 años con un interés del 3,987%, por debajo del 5,32% de la última emisión del Tesoro Público de este tipo y la más baja a este plazo de la historia de la compañía.

Telefónica ha señalado que, aprovechando la mejora de las condiciones del mercado, ha lanzado esta emisión a un plazo más largo de lo habitual y a un nivel de cupón inferior a las emisiones realizadas en 2012, que fueron por un total de 15.000 millones de euros en diversos países y con distintas monedas. De hecho, es el plazo más largo al que ha emitido una compañía europea periférica desde 2010 y el más largo emitido por una compañía española en los últimos tres años.

La demanda superó en 6,5 veces la oferta. Telefónica recibió peticiones hasta los 10.000 millones de euros.

La compañía presidida por César Alierta ha señalado que tenía cubiertos los vencimientos de deuda más allá de 2014, pero que esta operación se engloba dentro de su "prudente política financiera" y se destinará a los vencimientos previstos para 2013.

Para este año, los vencimientos de deuda de Telefónica son por un importe de 6.400 millones de euros y para 2014 de 7.350 millones.

Telefónica ha aprovechado, como otras empresas españolas, la bajada de la prima de riesgo para obtener financiación en el mercado de renta fija. Esta es  la tercera emisión de una empresa nacional, después de las de BBVA de la pasada semana de 1.500 millones de euros a un tipo del 3,75%, y la del Banco Popular de ayer por 750 millones a un tipo del 4%.

Lectura recomendada: "Telefónica sigue sin ser atractiva pese a su PER"