Telefónica anunció hoy un impacto negativo de 548 millones de euros en el beneficio neto de 2009 como consecuencia de diversos factores producidos en la economía venezolana, como el índice de inflación en 2009 y el acumulado en los últimos tres ejercicios, las restricciones al mercado oficial de conversión de divisas y la devaluación del bolívar, que afectan a las inversiones de la firma en el país latinoamericano.
 El grupo señaló en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que, como consecuencia de estos factores y del ajuste en la cuenta de resultados de 2009, espera por contra un impacto positivo de 267 millones de euros en los ingresos y de 64 millones de en el resultado operativo antes de amortizaciones (Obitda).

Asimismo, la firma presidida por César Alierta indicó que uno de los efectos más "significativos" a considerar en relación con la devaluación del bolívar con respecto al dólar en hasta un 50% anunciada por el Gobierno venezolano el pasado mes de enero es la disminución de los activos de Telefónica en Venezuela en un aproximadamente 1.810 millones de euros en 2010.