El fabricante indio de automóviles Tata Motors, propiedad del consorcio del mismo nombre, espera poder comercializar el modelo 'ultra-barato' Nano en el mercado estadounidense dentro de dos años, para lo que tendrá que cumplir con las normativas en materia de seguridad y sobre emisiones del país, según indicó el presidente de la compañía, Ratan Tata, en un encuentro sobre Negocios Globales Sostenibles en Nueva York. "Tendrá que cumplir con todos los estándares sobre emisiones y de choque y esperamos que dentro de dos años podamos ofrecer este vehículo en Estados Unidos", explicó el máximo responsable de la multinacional asiática.