Tangshan, la ciudad situada en el epicentro del seísmo más destructivo sufrido por China en el último siglo, está preparándose para sacar a bolsa las firmas gestoras de su parque industrial e impulsar así el desarrollo local tres décadas después del desastre, informa hoy el diario Shanghai Daily. El gobierno local espera financiar así su futura Zona Industrial de Caofeidian, que incluye instalaciones portuarias en la bahía de Bohai (noreste chino), con un coste total de unos 29.000 millones de dólares (18.700 millones de euros). Los planes de la ciudad son dejar la propiedad y la gestión del parque en manos de dos compañías de inversión estatales, que podrían salir a Bolsa tanto en Shanghai, con acciones de tipo A (denominadas en yuanes, con las que cotizan las principales firmas chinas), como en mercados exteriores como Hong Kong.