Swiss Reinsurance ha anunciado que su beneficio neto cayó con fuerza en el primer trimestre ya que la compañía se vio dañada por una nueva rebaja de valor contable por sus inversiones relacionadas con los créditos de alto riesgo. La compañía indicó que el beneficio neto entre enero y marzo descendió un 53% a 624 millones de francos suizos, unos 594 millones de dólares, por debajo de las expectativas de los analistas de 890 millones de francos suizos.
La compañía explica que el fuerte recorte del beneficio neto se debe sobre todo a nuevas pérdidas por valor de 819 millones de francos por acuerdos de canje por incumplimiento crediticios, o CDS. "A pesar de que la crisis continúa en los mercados financieros, seguimos confiando en nuestros resultados y en nuestra capacidad para maximizar la rentabilidad para los accionistas", señaló el consejero delegado, Jacques Aigrain. Swiss Re apunta que sigue aspirando a su objetivo de una rentabilidad sobre fondos propios del 14% a largo plazo. En el primer trimestre, esa cifra fue del 8,5%. Reduce exposición a derivados crédito Swiss Re ha recortado su exposición a derivados de crédito del tipo CDS (Credit Default Swap) a entre 14.000 y 15.000 millones de francos suizos (8.588-9.204 millones de euros), según ha anunciado su director financiero, George Quinn, en una teleconferencia para presentar los resultados de primer trimestre. A 20 de febrero la exposición era de 21.300 millones de francos suizos. En el periodo, la reaseguradora contabilizó una depreciación de 819 millones de francos suizos en productos estructurados CDS que han incurrido en pérdidas desde noviembre de 2007, estimando en otros 200 millones las depreciaciones para abril.