Como no hay mal que por bien no venga, en las últimas semanas el euro se ha revalorizado precipitadamente por encima de su acérrimo competidor, el dólar, llegando casi a los máximos de tres meses. Las noticias macro positivas que contrastan con la sensación de ralentización que dejan las americanas y los resultados de los tests de stress son los principales alicientes de este cóctel de subidas que puede tener los días contados. Pero lejos de quedarnos sin opciones, la libra, el yen o el franco se conforman como alternativas.
Todo lo que sube vuelve a caer. La historia del euro
En pocos días hemos visto a la divisa europea reactivarse por encima de… ¿sus posibilidades? Los expertos opinan que al euro ya le queda poco recorrido. Esto puede convertirse en el sueño de unas noches de verano y los 1,32 dólares en el toque de queda que le hará descender frente a la divisa americana, opina Javier Alfayate, analista de accionesdebolsa.com, quien dice que “los 1,32 dólares son los últimos coletazos que puede dar”. Además, Jesús Pérez, de especulación.org, se basa en que “las divisas anticipan lo que pasa en el mercado y ahora estamos cambiando la tendencia del medio plazo, algo que adelanta también la divisa llegando un poco más allá de lo que se esperaba, el problema es atacar estos niveles en agosto, una temporada mala por los niveles. Por lo que, es probable que no lo veamos ir mucho más allá de los 1,30 dólares”. Y así es, de momento, los 1,32 dólares tocados en la sesión del jueves fueron hundidos.

Ahora, para quien apueste por la apreciación del billete verde, Francisco López-Velayos, responsable de formación de productos cotizados de Société Générale, dice que “podría verse beneficiado comprando warrants PUT sobre el euro-dólar”. Aunque, para quienes todavía confíen en el potencial alcista de la moneda única, pueden “comprar warrants CALL sobre este par”.

Otras estrategias más allá del euro-dólar:
Ante el agotamiento de potencial de subida y el riesgo de corrección elevado del euro, algunos expertos recomiendan otro tipo de activos:

Dólar-yen
Tras conocerse esta semana por un artículo de The Wall Street Journal que la Fed estaría considerando comprar títulos del Tesoro para reemplazar los bonos hipotecarios que vencen, los rumores de deflación se hicieron fuertes y el primer perjudicado por los temores fue el dólar. El billete verde comenzó a descender frente al yen. Alberto Castillo, analista de Capital Bolsa cree que “lo más probable es que el dólar-yen esté formando una pauta de cuña con implicaciones alcistas, que debería confirmarse por encima de los 87.50”. Por ello, recomienda “posiciones largas por encima de ese nivel con un primer objetivo en 89.0 y después 91.5 yenes”.

También en este par José Manzanares Allén, Director de Productosymercados.com, recomienda “comprar un ETF apostando por una apreciación del dólar frente al yen porque, cuando aumenta el riesgo, el yen se aprecia, pero durante el mes de agosto veremos una paulatina apreciación del dólar”.

Libra-dólar

Alberto Castillo aprovecharía este par para especular, “ya que este par ha dado señales técnicas muy fiables en los últimos años. El par cotiza en los 1.596, cerca de la fuerte resistencia de 1.60, donde esperamos que sufra una corrección hasta los 1.55/1.56, para relajar su elevado estado de sobrecompra”.

Libra-euro
Si busca una moneda con potencial, Sara Carbonell, responsable de fidelización y desarrollo de clientes CMC Markets, afirma que “la libra está muy fuerte a pesar de los datos macroeconómicos en Reino Unido”. Como resistencia, esta analista señala “la zona de los 0,84 unidades y como soporte los 0,8320 unidades, esperando que a largo plazo llegue a niveles de 0,77 unidades”.

Euro-franco

Los analistas de Zuercher Kantonalbank apuestan por el enfrentamiento de dos divisas del Viejo Continente y recomiendan “comprar el euro-franco cuando se debilite, siempre que el cruce permanezca por encima de 1,35, con un objetivo alcista de 1,366 unidades”.