El índice de confianza del consumidor elaborado por Conference Board repuntó en julio hasta los 59,5 puntos desde los 57,6 enteros de junio -dato corregido a la baja desde los 58,5 calculados en un inicio-. Mientras tanto, la venta de viviendas se contrajo un punto porcentual, por debajo de lo esperado por los analistas.

El dato ha sido mejor de lo previsto. En concreto, los analistas consultados por Bloomberg esperaban de media que bajase a los 56 puntos.

Las ventas de vivienda nueva en Estados Unidos cayeron un 1% en junio con respecto a mayo, hasta un total de 312.000, según las estimaciones oficiales publicadas por el Departamento de Comercio.

El dato está por debajo de las expectativas de los analistas, que esperaban un repunte del 0,3%, hasta 320.000 viviendas.