La economía mundial ha "doblado la esquina" después de su mayor caída en décadas, pero continúan los riesgos de descenso, especialmente por el aumento del desempleo, dijo el viernes Dominique Strauss-Kahn, director gerente del Fondo Monetario Internacional.
Los bancos todavía necesitan dejar su afición por la toma excesiva de riesgos, hay que avanzar en la reforma regulatoria del sector financiero y los reguladores deberían ser conscientes de que cualquier recuperación del crecimiento registrada hasta ahora se ha debido a las medidas de estímulo fiscal, señaló Strauss-Kahn en una conferencia de prensa.

No obstante, el FMI puede jugar un papel clave como prestamista internacional de último recurso, una función que los fundadores del organismo internacional siempre habían imaginado.