Sterlite Industries (India) obtuvo el apoyo de los acreedores de la minera Asarco, su sindicato de trabajadores, el fiscal general del estado de Arizona y los legisladores estatales, en la batalla contra Grupo México SAB por la cuprífera estadounidense.