Standard & Poor's mantiene la calificación de 'A' con perspectiva estable de Aguas de Barcelona, tras el anuncio que hizo la compañía catalana el 3 de abril de someter a la próxima junta de accionistas el pago de un dividendo extraordinario de 300 millones de euros, según comunicó el grupo catalán a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), anunció hoy la firma. La agencia entiende que esta decisión es compatible con la flexibilidad financiera de la compañía, participada por Criteria y Suez. Además, afirma que se podrá financiar mediante 'cash' e inversiones, y su impacto podrá compensarse con una sustancial reducción de las inversiones por el entorno económico.