La agencia de calificación crediticia ha revisado al alza su perspectiva sobre India, desde 'negativa' a 'estable', por lo que, en principio, no contempla un recorte a corto plazo. S&P valora sus planes para reducir el déficit en el próximo ejercicio fiscal.