General Electric  su división financiera perdieron el jueves su codiciada calificación crediticia de largo plazo "AAA" de Standard & Poor's Ratings Service, luego que la agencia señalara que el perfil crediticio individual de GE Capital se ha deteriorado. La compañía era una de las pocas firmas no financieras con calificación "AAA" de la agencia. S&P recortó la calificación en un peldaño a "AA+".  Al mercado le preocupaba la capacidad de la compañía para conservar la calificación en medio de los problemas de su división financiera, que han hecho caer el precio de las acciones de la empresa. Tras subir inmediatamente después del anuncio, la acción de GE se negociaba hace algunos minutos con pocos cambios en 8,46 dólares. La acción ha descendido un 46% en lo que va del 2009 y ha perdido cerca de las tres cuartas partes de su valor en el último año.