La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's considera que existe una probabilidad del 40% de que la economía de la eurozona sufra una "auténtica recaída" en 2012.

En otras palabras, S&P cree que la economía de la eurozona podría contraerse un 2% del PIB de la zona euro y del 2,5% en el caso de España, en contraste con la "suave recesión" prevista en el escenario base de la entidad, en el que la economía española y de la eurozona registrarían un estancamiento.

"Pensamos que la báscula continúa inclinándose hacia una suave recesión y una vuelta gradual al crecimiento, tomando en cuenta el crecimiento potencial de la demanda en los países emergentes, la resistencia de los consumidores en los países del núcleo y la cierta recuperación de la confianza de los inversores", señala el economista jefe de S&P para la región EMEA, Jean Michel Six, en un informe sobre la zona euro.

De este modo, el escenario base manejado por S&P, al que la agencia otorga una probabilidad del 60%, prevé que la zona euro y España no crezcan este año, para volver a expandirse un 1% en 2013. No obstante, incluso en este escenario base, la tasa de paro española escalará al 24% en 2012, frente al 11% estimado para la zona euro.

En España el retroceso del PIB sería del 2,5% este año para crecer un 1% en 2013.