La agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's ha confirmado la calificación 'A+' para la deuda a largo plazo de China, con perspectiva estable, y destaca la gran cantidad de activos externos del país, su fuerte potencial de crecimiento económico y el bajo nivel de endeudamiento del Gobierno. La agencia cree que estos puntos fuertes de la economía china pesarán lo suficiente en caso de que la economía sufra una desaceleración prolongada. Sin embargo, S&P alerta de que los políticos chinos continúan dependiendo de herramientas administrativas como el control directo de los créditos que, dentro de la gestión macroeconómica, suponen también una mayor debilidad para el crédito.