El S&P 500 prosigue su camino al alza sin obstáculo alguno hacia los máximos de 2007 en 1580 puntos.

La situación técnica en distintos indicadores no aconseja correcciones importantes hasta al menos llegados a ese nivel. El índice tiene soporte a muy corto plazo en los 1450 puntos (-1,6% desde cierre de ayer) y en 1400 puntos (-4,8% desde cierre de ayer). En cualquier caso, la estructura alcista desde mediados de 2011 mantiene una normalidad correctiva por encima de 1350 puntos.

Recomendación: COMPRAR.