SOS Corporación Alimentaria ha recibido una contraoferta de sus 51 bancos acreedores, que en líneas generales coincide con los términos y plazos planteados por la compañía para la reestructuración de su deuda de 1.100 millones, que proponía un plazo de ocho años.
Así lo indicaron a Efe el viernes fuentes conocedoras de la situación, mientras que SOS declinó realizar comentarios a este respecto.

La contraoferta de la banca acreedora, que coincide en un elevado porcentaje con la oferta de SOS, recoge los términos de la ampliación de capital que aprobó SOS por valor de 200 millones, de cuyo importe las cajas accionistas han inyectado 60 millones mediante un préstamo participativo, que está a la espera de convertirse en acciones cuando se celebre la junta de accionistas.

Los 140 millones restantes se aportarían en 2011 vía ampliación de capital, según fuentes conocedoras del proceso.

Según las mismas fuentes, la recepción de la contraoferta por parte de SOS conllevará una prórroga de entre seis y diez semanas del compromiso de espera o "stand still" que vence el próximo 15 de marzo, con el objetivo de tener el tiempo suficiente para concretar y cerrar el acuerdo de reestructuración de la deuda.

Este acuerdo se traduce en que las entidades financieras se comprometen a no tomar ninguna acción contra la compañía como consecuencia de cualquier impago que tenga en su deuda.