El grupo portugués Sonae anunció que ha incurrido en una pérdida neta de 36 millones de euros en el primer trimestre por el fuerte descenso del valor creado por sus inversiones y su cartera de propiedades. En el mismo trimestre del año pasado, la compañía registró un beneficio neto de 12 millones, de acuerdo con un comunicado enviado al supervisor bursátil luso. Los ingresos de Sonae aumentaron un 5% a 1.260 millones en el mismo periodo comparativo, impulsados por el crecimiento en todos sus negocios minoristas, explicó la compañía. Los resultados antes de interés, impuestos, depreciación y amortización, o Ebitda, aumentaron un 11,3% a 118 millones.
Sonae tiene negocios en los sectores minorista, industrial, telecomunicaciones e inmobiliario.