El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, consideró hoy que la lucha contra el fraude fiscal debe ser un "objetivo prioritario" del Gobierno, al tiempo que celebró los datos que arrojó el Plan de Prevención contra el Fraude al cierre de 2008. "La valoración no puede ser otra que positiva", señaló Solbes en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, tras considerar que en los cuatro últimos años el plan ha dado lugar a un incremento recaudatorio "muy significativo".