El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha calificado de "buena noticia para las familias" el descenso que, por primera vez en siete meses, ha experimentado la inflación armonizada en abril. A su juicio, el descenso de la tasa de inflación "confirma la impresión" del Ejecutivo de que los precios iban a iniciar una senda descendente, "con sus naturales altibajos", que debería permitir cerrar el año con tasas de cercanas al 3%.