Sol Meliá ganó 38,1 millones de euros en 2009, un 25,6% menos que en el año precedente, tras la evolución positiva iniciada en el segundo trimestre y el especial repunte registrado durante el cuatro trimestre, que junto a una ralentización de la caída de precios y ocupaciones, hacen prever a la compañía una recuperación gradual de cara a este año, informó hoy la cadena hotelera en un comunicado remitido la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
La cifra de negocio anual alcanzó los 1.148,7 millones de euros, un 11% más que en el ejercicio anterior, cuando ingresó 1.279 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 21,3%, situándose en los 202,1 millones de euros, frente a los 256,7 del año anterior.

La hotelera de la familia Escarrer, que cierra el ejercicio con la incorporación de 20 hoteles, señaló que continuará aplicando su plan de contingencia en 2010 para estar en mejor disposición de aprovechar un previsible repunte de la economía y afrontar la salida a la crisis con mayor fortaleza financiera, preparando su estructura para un crecimiento "estratégico" en todos los niveles.