El margen operativo fue del 5,1% de la facturación en el ejercicio cerrado el 31 de agosto pasado, frente al 4,8% conseguido en el año precedente.

Otro elemento que contribuyó a la mejora del resultado neto fue "la relativa estabilidad de las cargas financieras netas y del tipo impositivo efectivo", destacó la compañía.


El volumen de negocios subió un 1,7% en datos brutos, hasta los 13.611 millones de euros.

Deuda de Sodexo
Curso on.line de Estrategias de Inversión


La deuda de la empresa era de 465 millones de euros al finalizar el ejercicio, lo que representaba un 21% de los capitales propios, frente al 5% un año antes, diferencia que se explica por compras de 390 millones de euros, en particular las de Score en Francia y Facilities Management Zehnacker en Alemania.

El director general de Sodexo, Michel Landel, avanzó que la crisis financiera y la económica, que se prolongará en 2009 y 2010 en la mayor parte de los países donde el grupo francés está presente, conducirá a algunos a la recesión y a otros a una ralentización de su crecimiento.

Frente a ese "clima de incertidumbre", Landel anunció que el comité ejecutivo de la empresa ha tomado "medidas enérgicas para limitar el crecimiento de los gastos de estructura y congelar las contrataciones de personal que no trabaja en las plantas".

La empresa se ha fijado el objetivo de conseguir en el ejercicio en curso un resultado operativo de entre 730 y 760 millones de euros a tipo de cambio constante, con un incremento de la facturación del 4 al 7%, también al margen de la variación de la cotización de las divisas.