Siemens Gamesa y Mediaset se enfrentan a una situación común: el incremento de las posiciones cortas en su capital, lo que ha provocado los descensos en bolsa que ambos valores han registrado en las últimas jornadas.  Parece que las dos compañías despiertan división de opiniones entre expertos, inversores y fondos. Y todo esto justo antes de que presenten sus resultados.

Siemens Gamesaha visto cómo sus ganancias en el acumulado anual se han visto recortadas en los últimos días, mientras que Mediaset ha pasado a registrar descensos, tras las subidas registradas en los primeros días del año. Y es que durante las últimas sesiones, ambas compañías han registrado descensos a medida que las posiciones cortas han ido suponiendo un mayor porcentaje.

En el caso del grupo mediático de Fuencarral, las posiciones cortas se han elevado hasta el 3,75%, frente al 3,54% con el que cerró el año 2017, según los últimos registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por si esto fuera poco, Norges Bank, el fondo soberano de Noruega, ha decidido reducir su participación desde 3,01% con la que entró en el capital de la cadena hace escasos días hasta el 2,72% actual.

La situación de la cadena despierta división de opiniones entre los analistas. Mientras que hace unos días UBS elevó su precio hasta los 10,6 euros por acción, los expertos de Renta 4 lo redujeron hasta los 9,30 euros, desde los 11,1 euros anteriores, al tiempo que reiteraron su recomendación de infraponderar.

En su informe, los analistas señalaban que esperaban que “el mercado crezca a un dígito bajo en los próximos años y que las dos grandes mantengan su cuota, si bien creemos que esto último puede ser algo optimista. En nuestra opinión, el gran atractivo de las compañías está en la remuneración al accionista”.

El consenso de analistas de Reuters recomienda mantener las acciones de la compañía, con un precio objetivo de 9,82 euros por acción, con lo que consideran que tiene un potencial de subida del 5,41%. De las 32 casas de análisis que siguen a Mediaset, 10 aconsejan comprar; diez, mantener, y doce, vender.

Mediaset cerró 2017 con un descenso del 15,30% y en lo que va de 2018 registra un descenso en torno al 0,5%, hasta los 9,32 euros por acción.

Los indicadores técnicos de Mediaset dan a la compañía una puntuación de 1 sobre 10, al encontrarse en base bajista, con dicha tendencia tanto a medio como largo plazo, con un volumen y una volatilidad decreciente en ambos periodos.

Según los datos de Reuters, la rentabilidad por dividendo de Mediaset es del 4,66%. El Per de la cadena de televisión es de 16,74 veces, mientras que el valor en libros alcanza las 3,59x.

Mediaset presentará sus resultados correspondientes al conjunto de 2017 el próximo 21 de febrero. Hasta septiembre, los últimos datos que hay disponibles,  la compañía obtuvo un beneficio neto de 146,1 millones de euros lo que supone un 10,8% más que en el mismo periodo del año anterior y los mejores resultados desde 2008.

En el caso de Siemens Gamesa, las posiciones cortas han crecido hasta el 5%, alcanzando nuevos máximos. Los últimos inversores bajistas han sido los de Arrowstreet Capital, que acaba de aflorar posiciones cortas sobre el 0,5% del capital de la compañía de aerogeneradores.

Ya en diciembre, Siemens Gamesa sufrió un ataque bajista. Las posiciones cortas pasaron de suponer el 3,44% de la hispano germana al 4,1%, máximos desde agosto de 2012.

El crecimiento de las posiciones cortas en Siemens Gamesa se ha acelerado tras el segundo profit warning del que informó la compañía, a medida que ha ido registrando avances en bolsa, recuperando el terreno perdido al calor de la firma de nuevos contratos.

Así, Siemens Gamesa, que cerró 2017 como el segundo peor valor del Ibex 35 por detrás de Técnicas Reunidas, con un descenso del 29%, se convirtió en una de las mejores compañías del selectivo en enero, con unas ganancias que llegaron al 12%. Sin embargo, el ataque de los inversores bajistas lastra su cotización y reduce la subida en el año hasta el 8%.

Los descensos que en las últimas sesiones registra la compañía se producen a pesar de la apuesta que por ella han hecho desde Bestinver. En una entrevista con Ei, su presidente Beltrán de la Lastra, afirmaba que “esta tormenta perfecta (de Siemens Gamesa) que suena a algo negativo, y así lo es, es lo que nos está permitiendo es comprar unos grandísimos negocios a unos precios atractivos. Nosotros estamos invirtiendo mirando a 2022. Luego veremos cómo van yendo las revalorizaciones y si lo hace antes reduciremos la posición”.

En cuanto a la opinión de los brokers, el consenso de analistas de Reuters aconseja mantener los títulos de Siemens Gamesa, con un precio objetivo de 14 euros por acción. Así el potencial de la compañía es del 17%. En concreto, de las 18 firmas que siguen su actualidad, nueve aconsejan mantener; siete, comprar, y dos, vender.

Siemens Gamesa presentará sus resultados correspondientes al primer trimestre de su año fiscal el próximo 30 de enero. En noviembre informó de que en el segundo semestre de su año fiscal, el primero de actividad conjunta, registró unas pérdidas de 135 millones de euros. Resultados que fueron acompañados del segundo profit warning lanzado en 2017 por la compañía.

Según datos de Reuters, la rentabilidad por dividendo de la firma de aerogeneradores es del 16,05%. Eso sí, el PER es de 91,4 veces, mientras que el valor en libros alcanza las 1,3x.

Los indicadores técnicos de Siemens Gamesa le dan una puntuación de sobre 10, al encontrarse en fase de consolidación, con tendencia alcista en el medio plazo pero bajista en el largo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.