En los últimos tres años las carteras de Bestinver llevan una rentabilidad acumulada de más de un 50%. Charlamos con el  presidente y director de inversiones de la firma sobre su visión de los mercados y algunos de los principales valores españoles.

¿Cuál ha sido la rentabilidad de los fondos de Bestinver en 2017?

Ha sido un buen año para Bestinver con rentabilidades en Bestinver Internacional por encima del 12% y en la cartera Ibérica por encima de un 10%. Esos son buenos resultados que siguen a un buen 2016 y un buen 2015 cada uno de los años con un retorno del doble dígito y que nos lleva en los últimos tres años a estar con un retorno por encima del 50%.

A corto plazo es difícil de ver. Nosotros lo tomamos con cautela cuando vemos un poco más de entusiasmo en el mercado nosotros tendemos a dar un pasito atrás y vamos casi siempre en contra de lo que hace la mayoría.

¿Cree que las subidas generalizadas pueden ser la tónica para los próximos años?

Eso va por barrios. Estados Unidos sigue marcando máximos día a día,  en Europa también lo están haciendo bien. Luego  vas a algunos segmentos que lo están pasando francamente mal. Sin ir más lejos en el Reino Unido y cómo hemos vivido el momento post brexit y el segmento de retail está sufriendo una tragedia. Tienes compañías como Debehams, que ha perdido un 50% de su valor desde la votación del brexit o como la propia Dignity, que organizan funerales y que es un negocio de naturaleza estable y que ha perdido un 70% de su valor en bolsa en el último año. Compañías que están ejecutando francamente bien, pues gracias a dios es donde estamos invertidos.

Uno de esos segmentos que se han quedado rezagados ha sido la bolsa española por Cataluña. ¿Qué espera ahora?

Iría paso por paso. Cuando uno ve la rentabilidad de la bolsa española durante el 2017 tiene que mirar el detalle. La bolsa está muy concentrada en grandes valores. Por ejemplo, que Inditex haya tenido un año difícil desde el punto de vista de su cotización arrastra un poco a la baja a la bolsa en su conjunto.

Hablando del riesgo geopolítico, de Cataluña en particular, el mayor riesgo del riesgo político como inversor es perder el foco y perder el foco de las compañías. Todo el equipo de Bestinver dedica al año 30.000 horas al análisis al año y eso nos lleva a compañías de los que queremos ser accionistas y nos aislamos del ruido político y del ruido que vaya a haber en el día a día. Este trimestre hemos incrementado nuestra posición en CaixaBank, que parece un momento incómodo, pero es una entidad francamente bien preparada y a una valoración atractiva y con una cierta sensación de mercado negativa nos permite comprarla a un precio muy bueno.

Otra de esas compañías con ruido negativo en la que han aumentado posición ha sido Siemens Gamesa. ¿Por qué y con qué horizonte temporal?

Gamesa, que ha vivido en el 2017 la tormenta perfecta desde el punto de vista exógeno; su mercado alemán, indio, EEUU. Se han retrasado en algunos de estos países mucho de los contratos y donde no se han retrasado han bajado los precios por los modelos de subasta que han sido muy duros y muy difíciles. Eso está aumentado por la situación de Siemens Gamesa, que ha sido difícil y ha tenido sus dificultades internas claras y por una altísima competencia en precios generada por los líderes de mercado, comenzando por Vestas. Esta tormenta perfecta que suena a algo negativo, y así lo es, es lo que nos está permitiendo es comprar unos grandísimos negocios a unos precios atractivos. Nosotros estamos invirtiendo mirando a 2022. Luego veremos cómo van yendo las revalorizaciones y si lo hace antes reduciremos la posición, pero invertir en renta variable es hacerlo siempre a largo plazo.

También habéis incorporado a Aedas Homes. ¿Os sigue gustando el sector inmobiliario?

Nos gusta Aedas. Creo que uno tiene que distinguir la compañía del sector. El sector tuvo un momento en las que las valoraciones eran extremadamente  bajas. A día de hoy uno tiene que mirar compañía a compañía. Aedas sí que tiene una tesis de inversión muy clara que nos da un margen de seguridad muy amplio a día de hoy. Si pensamos en algunas otras oportunidades posibles en inmobiliarias no todas van a ser atractivas.

En el sector financiero también tenéis a Bankia y a Unicaja Banco. ¿Os sigue pareciendo atractivo?

El corto plazo es difícil de entender. Lo que sí te animo es a pensar cómo ha cambiado la percepción de la inversión en banca en los últimos dos años. Si yo pienso cuando nosotros en Bestinver invertimos por primera vez en bancos, en el verano de 2016   que parecía que era ir contracorriente y ahora parece que si no tienes bancos no eres nadie. La clave es ir banco por banco. Bankia es un banco extraordinariamente bien gestionado que a día de hoy el Estado ha comenzado a vender una parte de su participación y creo que continuará. Su valoración es razonable, no es atractivísima como lo llegó a ser, pero es razonable para ser un banco muy bien gestionado como es a día de hoy. Y Unicaja, con unas circunstancias  distintas pero en cierta manera

¿Os parece que las valoraciones de las bolsas son interesantes o es momento de ahondar en el análisis para buscar oportunidades?

Siempre es el momento de ahondar en la tarea de análisis. Nosotros todos los años hacemos lo mismo: análisis, análisis, análisis y lo que sacamos de ese análisis es una lista de los negocios en los que queremos invertir y luego el mercado nos da la oportunidad de invertir o no. Sí hay parte del mercado que está cara, o francamente cara. Sí hay parte del mercado con unas valoraciones muy razonables. La clave es ir haciendo la rotación de las carteras. De la misma manera que hemos ido vendiendo participaciones en compañías como Volvo, de la que habíamos hablado en los últimos trimestres e ir reinvirtiendo ese dinero en compañías como Befesa.

Con una liquidez que ronda el 10%, ¿esperáis un episodio de volatilidad que os permita hacer nuevas compras?

Nosotros buscamos invertir en las mejores compañías. No buscamos el mejor momento para invertir y para nosotros esa es la gran diferencia. Nuestra filosofía no es ver si el mercado corrige y ese día comprar el mercado entero. Nosotros queremos comprar negocios a unos ciertos precios y ahí es donde tenemos el empeño y luego nos sentamos y esperamos. Anticipar eso es imposible, anticipar dónde van a estar las oportunidades. Predecir es muy fácil, requiere mucho trabajo pero es más sencillo. Requiere horas y horas de análisis.

¿Cuáles son los miedos que os produce el mercado este año?

Desde luego claramente la baja volatilidad es algo que preocupa un poco como punto de partida. Lo segundo es el riesgo geopolítico, que es real y no por hablar de él y que no se materialice en el corto plazo desaparece. El tercero y, quizá el más significativo, es el cambio de políticas monetarias; que no empieza ahora, llevamos un año y medio empezando a caminar de vuelta el mayor experimento de los últimos diez años. Lo que menos nos tranquiliza es el nivel de preocupación que vemos en el mercado, que es alto. Cuando vemos a todo el mundo muy preocupado nos da una cierta tranquilidad. Dicho eso, para nosotros 2018 ser valiente significa tener prudencia y tener paciencia. No es un año de locuras, sino estar totalmente en nuestra filosofía de inversión.