Siemens Gamesa ha llegado a perder hoy un 6%, descenso que se suma al desplome que sufre desde el pasado jueves y que en total ha restado casi 3.300 millones al valor de la compañía en bolsa, un 26% de su capitalización.

SIEM GAM REN EN no levanta cabeza en los últimos días. En concreto en las últimas cuatro sesiones, desde que el pasado jueves presentó unos resultados que decepcionaron al mercado.

Desde entonces, el precio de la compañía ha bajado hasta niveles de enero de 2016, con una capitalización bursátil ya por debajo de los 10.000 millones, en concreto hasta los 9.362.

El 26 de julio Siemens Gamesa anunció, a cierre de mercado, que ganó 135 millones de euros en el tercer trimestre de su año fiscal en los primeros resultados que presentó tras la fusión, unos beneficios afectados por la suspensión temporal del mercado indio.

Desde la jornada siguiente, que comenzó inhibida de cotización, la empresa de aerogeneradores ha perdido algo más de un 26%, casi el mismo descenso que en acumulado del año.

Vea también: Siemens Gamesa se hunde más de 17% en bolsa por unos resultados decepcionantes

En la tormenta perfecta que está viviendo la compañía en estas cuatro sesiones también hay que tener en cuenta la rebaja de su precio objetivo por parte de JP Morgan y de Barclays, en ambos casos hasta los 13 euros por título, justo el nivel que Siemens Gamesa pelea por mantener hoy.

Por el contrario, el consenso de analistas de Reuters mantiene el precio objetivo de la compañía en los 20,82 euros por título, al tiempo que aconsejan comprar.

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan una puntuación a Siemens Gamesa de 5,5, con una tendencia bajista en el medio plazo pero alcista en el largo.

El analista de Estrategia de Inversión, José Antonio González, resalta que “el deterioro de Siemens Gamesa está siendo muy importante y lejos de frenarse en las últimas sesiones, las ventas están atacando con mucha fuerza”.

Asimismo, advierte de que ese deterioro que sufre la compañía “podría extenderse en tiempo y en forma porque es muy significativo”.

De hecho, considera que el descenso de Siemenes Gamesa en los últimos días “habla por sí solo” y subraya que la caída del valor es del 30% desde máximos anuales.

“Para retomar nuestra confianza en el valor, Siemens Gamesa requiere de tiempo y paciencia” explica Jose Antonio, y añade que “las perspectivas a día de hoy no son positivas” para la compañía.