No pudo fraguarse una formación de doble suelo por encima de 13 euros, confirmando finalmente la salida a la baja del rango de los últimos meses.

A nivel técnico las proyecciones bajistas mínimas teóricas apuntan a 8,70 euros, cerca del soporte en 8,96 euros.

Eventuales intentos de Siemens Gamesa de rehacerse en las próximas sesiones mantienen el mal tono debajo de 11,5 euros.

Recomendación: AL MARGEN