El fabricante japonés de productos electrónicos Sharp quiere registrar un crecimiento de dos dígitos en los ingresos por televisores en Norteamérica este año, para recuperar los niveles de ventas de 2008, dijo el miércoles su presidente. "Los gerentes de primera línea apuntan a un crecimiento de entre el 20 y el 30 por ciento", dijo el miércoles el presidente operativo de Sharp, Mikio Katayama, a un grupo de periodistas en el Consumer Electronics Show de Las Vegas. No fue fijada una meta dentro de la empresa, dijo, pero mencionó a un director de planes corporativos de la unidad estadounidense de Sharp y bromeó: "Este caballero perdería su empleo si los ingresos sólo crecieran un 10 por ciento".