La acción gana posiciones después de establecer un mínimo anual en 0,29. Movimiento que permite que el indicador MACD se gire al alza acompañado por divergencias alcistas y con un volumen de negocio que no ha parado de incrementarse a lo largo de los últimos meses. Circunstancias que apuntan a una posible acumulación en el valor y que favorecen la formación de un suelo a medio / largo plazo.

De esta forma, aunque la tendencia bajista de fondo es incuestionable, si podemos incorporar al valor a una lista de seguimiento especial a la espera de un giro al alza que permita abrir largos. En este contexto, una recuperación a cierre del anterior soporte clave y actual resistencia situada en 0,36 podría servir.