El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha destacado hoy que, en caso de una eventual fusión entre Iberdrola y Gas Natural, estas empresas "tienen libertad para hacer lo que quieran siempre que respeten la legalidad y el interés de los consumidores". Tras la firma de un acuerdo con el Ministerio de Igualdad para el desarrollo del Programa de Microcréditos en 2008, Sebastián se ha mostrado reacio a opinar sobre una posible fusión entre las dos empresas porque el Ministerio, ha precisado, "no opina sobre operaciones empresariales". No obstante, sí ha señalado que ambas compañías son libres de actuar siempre que cumplan con la legalidad y con el interés de los consumidores españoles, "que son por los que nosotros debemos velar".