Seat empezó hoy a comunicar los despidos a los trabajadores indirectos --mandos intermedios y directivos-- con los que no cuenta la nueva dirección de la compañía. El inicio del reparto de las cartas estuvo marcado por las quejas del comité de empresa, que aseguró que Seat les privó la entrada al edificio corporativo de Martorell (Barcelona). La filial de Volkswagen comenzó hoy, tal y como tenía previsto, el reparto de cartas de despido en el marco del recorte de 330 empleados que anunció la semana pasada. La empresa explicó entonces que los trabajadores afectados habían sido elegidos en base a su rendimiento.