El Banco Central Europeo ha decidido este jueves mantener estables los tipos de interés del euro en el mínimo histórico del 0,5%, donde los situó en la reunión del pasado mes de mayo. El presidente de la institución, Mario Draghi, ha acentuado su discurso expansivo en la rueda de prensa posterior a la reunión.

Mario Draghi, el presidente del BCE ha señalado que un tipo de refinanciación en el 0,50% no es un mínimo e incluso no ha descartado asistir a un tipo de interés del depósito negativo. Los expertos de Cortal Consors, en cambio, no baraja tal escenario.

Así mismo ha señalado que la liquidez continuará siendo abundante y que un escenario de salida de la actual política monetaria es aún muy lejano.

Draghi por tanto “deshace” el efecto de la última reunión (3 de junio) cuando el mensaje fue mucho menos “expansivo”. Así el euro ha continuado debilitándose (1,2898 dólares) y la TIR del 10 años se sitúa ya en el 1,60%. El Ibex35 sube un 3,0%.

Los expertos esperan que este mensaje más contundente haga devolver la confianza a los inversores y que permita dilatar los nuevos estímulos para después del verano o de las elecciones germanas que se celebrarán el próximo 21 de septiembre. 

En sus últimas declaraciones, Draghi ha asegurado que el BCE está dispuesto a actuar de nuevo "cuando sea necesario" o que tiene una "mente abierta" ante la posibilidad de adoptar nuevas medidas no convencionales de política monetaria en caso de que las circunstancias así lo requieran.


Banco de Inglaterra
Los tipos seguirán en el 0,5% y el programa de compra de deuda continúa congelado en 375.000 millones de libras al término de la primera reunión presidida por Mark Carney. Mark Carney, de 47 años, nuevo gobernador del Banco de Inglaterra

Tal y como se esperaba, Carney se ha estrenado como gobernador sin adoptar cambio alguno en la política monetaria del Banco de Inglaterra. Los últimos signos de reactivación en la economía británica parece alejar además la posibilidad de nuevos estímulos.