SAS ha logrado duplicar en el segundo trimestre su beneficio antes de impuestos hasta los 800 millones de coronas suecas (unos 86,48 millones de euros), muy por debajo de los 1.143 millones esperados por los expertos. El resultado registra un efecto negativo de 350 millones de coronas por las huelgas y por su sociedad conjunta con Lufthansa. Además, las ventas del grupo se han situado en 16.294 millones de coronas.