El Santander señaló hoy que la oferta de compra por ABN Amro que presentó junto a Fortis y RBS por unos 71.100 millones de euros se basa en una doble disciplina, "estratégica y financiera" y que, de materializarse, el Santander podría añadir un "valor importante" a la entidad italiana Antonveneta, en la que está interesada. En una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con motivo del Día del Inversor, el banco explica que "conoce bien" los mercados en los que está interesado y que en caso de que el consorcio gane la puja que mantiene con Barclays para hacerse con la entidad holandesa, construirá un banco líder en Brasil y aportará un gran valor en Italia. En concreto, la entidad que posee Emilio Botín está interesado en la entidad italiana Antonveneta y en Banco Real de Brasil y tendrá que desembolsar alrededor de 19.900 millones de euros para hacerse con estos activos.