Los ánimos se pierden por culpa de las ventas que se imponen entre los títulos de BBVA y Banco Santander, el Ibex35 cotiza con descensos del 0,13% hasta los 10.908 puntos. 

La renta variable comienza la semana y lo hace con dudas, una jornada en la que se cotizan las decisiones que se tomaron en la reunión del G20 durante el fin de semana. Entre ellas, el acuerdo alcanzado para poner fin a las devaluaciones competitivas de monedas, aunque no se han fijado metas para reducir los desequilibrios comerciales que empañan las posibilidades de crecimiento global. Y en este contexto, el mercado de divisas vuelve a ser el protagonista después de que el euro volviera a escalar posiciones en su cotización hasta cambiarse por 1,4045 dólares.

Dentro del selectivo español, son las ventas de Banco Santander las que impiden que el Ibex35 pueda repuntar con fuerza. Y es que la entidad que preside Emilio Botín, tras titubear durante los primeros compases de la sesión, se deja un 0,90%. Por su parte, BBVA se deja un 0,86% mientras el resto de los pesos pesados luce traje verde. Así, Respsol YPF consigue rebotar un 0,31%, Iberdrola suma un 0,25% mientras que las acciones de Telefónica asciende un 0,47%.

Tono mixto entre la banca mediana. Banco Popular cede un 0,28%, seguido por los títulos de Banco Sabadell que se dejan un 0,12% mientras las acciones de Banesto avanzan un 0,35% y las de Bankinter suman un 0,49%.

Especial atención a ACS, que cotiza con alzas del 0,34%, un día en el que Qatar está en conversaciones para tomar una participación en la alemana Hochtief con el fin de ayudarla a defenderse de una oferta de la española ACS, según ha asegudado el semanario germano Der Spiegel. Entre el resto del sector constructor, OHL avanza un 0,08%, FCC suma un 0,22% mientras Acciona repunta un 0,70%.