La renta variable española despierta sin ánimo de rebotar pese a las noticias que llegan de EE.UU. El acuerdo para sacar adelante el plan de rescate bancario diseñado por el gobierno del país está ahí pero no parece insuflar optimismo a un mercado plagado de malas noticias, con la parcial nacionalización de Fortis y de Bradford & Bingley. El Ibex 35 pasa por alto el descenso del IPC armonizado de tres décimas en septiembre -hasta el 4,6 porciento interanual- y baja un 1,67 por ciento hasta los 11.197 puntos, arrastrado por el mal tono de BBVA y Santander. En el mercado de divisas, el cambio euro/dólar se coloca en las 1,44 unidades mientras que, en el de materias primas, el futuro del barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en noviembre cotiza a 101,92 dólares en la apertura .
El plan de rescate financiero propuesto por el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, ya tiene el acuerdo entre el Partido Demócrata y el Republicano para sacarlo adelante. Este lunes se vota en el Congreso y habrá, por fin, esa inyección de 700.000 millones de dólares al sistema financiero estadounidense. El mismo dinero, pero con condiciones matizadas: así, el nuevo texto acordado, en lugar de poner a disposición del departamento del Tesoro los 700.000 millones de dólares de una vez, los fraccionará. El Gobierno podrá usar 250.000 millones inmediatamente y otros 100.000 millones si el presidente Bush determina que los necesita. El Congreso puede retener los otros 350.000 millones si no está satisfecho con el desempeño del programa, habrá un consejo de supervisión del programa y los contribuyentes recibirán derechos de compra de acciones (warrants), con lo que se beneficiarán si las empresas que reciben la ayuda se recuperan. Sea como sea ya hay plan y eso le gusta a las bolsas. Unas bolsas que se topan, sin embargo, con la realidad de que Fortis ha quedado ya bajo control público, según el acuerdo alcanzado por las autoridades de Bélgica, Holanda y Luxemburgo. Estos tres países inyectarán en la entidad un total de 11,2 millones de euros a cambio del 49 por ciento del capital de las divisiones de banca en cada uno de los tres países. Y con otra realidad: la de que Bradford & Bingley (B&B) será parcialmente nacionalizado por el gobierno británico. El Santander sigue de comprasSantander, que comprará los depósitos y la red de sucursales del banco Bradford & Bingley (B&B) una vez que sea nacionalizado por el Gobierno británico, se deja un 2,8 por ciento. De esta manera, el Santander, propietario del Abbey y en proceso de completar la adquisición del Alliance & Leicester, comprará unos depósitos valorados en unos 27.280 millones de euros. Su gran competidor, el BBVA, que ganará mil millones al vender la mitad de sus oficinas y 30 edificios, cede un 2,03 por ciento, mientras otros pesos pesados como Iberdrola y Telefónica sufren descensos del 1,34 por ciento en el casod e la operadora y del 2,14 por ciento en el de la eléctrica. Además, Repsol que lograba desmarcarse en positivo en los primeros movimientos del día cede ya un 1,49 por ciento. Pero las ventas más abultadas corresponden a FCC porque son superiores al 3,4 por ciento, mientras que Acciona, Mapfre y Técnicas Reunidas bajan más de un 3 por ciento. Algo más de un 2,7 por ciento recorta Endesa en el día en el que celebra su primer consejo tras el verano. La cita será decisiva para calibrar la tensión entre los dos grandes accionistas de la eléctrica, Enel y Acciona.