Banco Santander ha cerrado la venta de su red española de 1.250 sucursales al grupo británico Pearl por unos 2.000 millones de euros, según el diario Expansión. No obstante, el primer banco español se quedará en estas oficinas en régimen de alquiler durante al menos quince años, con lo que el grupo británico de seguros y gestión de fondos podría obtener una rentabilidad próxima al 5% anual. La operación hay que situarla en el proceso de subasta de inmuebles del Santander en España, por 4.000 millones de euros sin incluir su sede de Boadilla del Monte, por la que pediría entre 1.500 y 1.800 millones de euros. Las acciones del Santander suben un 0,14 por ciento y se colocan en los 14,37 euros a las 9:43 horas.