Santander ha alcanzado un acuerdo con Skandinaviska Enskilda Banken para la adquisición, por parte de su filial, del negocio de banca comercial de SEB en Alemania por 555 millones de euros. La enidad española considera que esta operación tendrá un impacto de aproximadamente un 10% en su core capital, que se situaba en el 8.8% en el primer trimestre de 2010.
Una compra en la Santander desembolsará aproximadamente 555 milliones de euros y que tendrá un impacto del 10% en su core capital, desde el 8.8% del primer trimestre. Así lo ha anunciado la entidad cántabra en la nota de prensa remitida a la CNMV. Una compra que incluye 173 sucursales y ofrece servicios a 1 millón de clientes, por lo que duplicaría casi el número de sucursales que ahora mismo tiene la filial de Santander - Santander Consumer Bank- en Alemania.

La operación podría cerrarse en 2011, una vez obtenidas las regulaciones pertinentes, y supondrá la consolidación de la entidad que preside Emilio Botín en un "mercado para lograr su objetivo: convertirse en un banco universal en el mercado más grande de Europa.

Santander Consumer Bank, que a cierre del año pasado contaba con créditos a clientes por importe de 22.315 millones de euros, aportó un total de 385 millones de euros al resultado del Grupo en 2009, convirtiéndose en el sexto banco de Alemania por beneficio.