El consejero del Santander Antonio Escámez rechazo hoy de plano que el tamaño de las entidades sea determinante del riesgo sistémico que suponen para el resto del sector financiero, y destacó que los bancos de gran tamaño suelen beneficiarse de la diversificación de su negocio, tal y como sucede con la entidad que preside Emilio Botín.