Santander podría entrar en China para la creación de una entidad conjunta con ICC, según la prensa. Una relación en la que la entidad china tendría un 60% de la participación. Sin embargo, a pesar del gran crecimiento que se augura para el mercado asiático, el desconocimiento del mismo y la diferencia en la gestión pueden hacer que la tarea no sea fácil.
La prensa lo ha anunciado esta mañana: Banco Santander podría estar preparando una alianza con la entidad China Construction Bank  (CCB) para la apertura de hasta 100 entidades en zonas rurales en los próximos 3 años. Un anuncio que llega la misma semana en la que el propio Emilio Botín ha hecho pública su intención ser líder en Reino Unido. Y es que, tal y como afirma el experto del Instituto de Empresa, Manuel Romera, el banco español es “muy internacional y diversificado e incluso tiene un banco en Japón por lo que el mercado asiático no es tan desconocido para él”.

Pero ¿cuáles son los pros y los contras con los que se puede encontrar la entidad? Romera admite que China es un mercado con un potencial de gran crecimiento “y un banco como Santander- experto en banca retail- con la cantidad de consumo que se puede generar en China, puede ser un éxito enorme”.  Una operación que se llevará a cabo- según las cifras que ha publicado China Daily- con un capital de 3.000 millones de yuanes que podría aujmentar hasta los 5.000 millones en tres años. Una compañía que estaría controlada al 60% por CCB y que tiene como objetivo la apertura de 100 bancos en los próximos tres años, cada uno con un capital de al menos 1 millón de yuanes.

Sin embargo, es una operación que no está exenta de riesgo. Este experto del instituto de Empresa considera que “el punto negro es simplemente cómo funcionan los bancos en China”. Entidades que están seminacionalizadas y que tienen orden expresa del gobierno chino de invertir en obra pública, por lo que “da miedo por la gestión que pueda tener un banco español allí”. Pero ¿cuánto riesgo está dispuesta a asumir la entidad cántabra? Santander interviene con un 40% del capital “y dependera de lo que quiera hacer y cómo lo quiera hacer. ¿Cuánto y cómo confías en el gestor que va contigo de la mano?”, se pregunta Romera. Depende de lo que la entidad considere que evolucionará la economía china incluso efectos cambiarios – que son mucho más proclives a la gestión gubernamental de un país intervenido por una dictadura, a lo que puede llegar a ser y es desde el punto de vista de una economía competitiva. Alberto Roldán, director de análisis de Inverseguros añade además que  la presencia en China de la entidad "no dejar ser más que poner una testimonial presencia en el país pues tiene una restricción muy importante a la entrada de entidades extranjeras".

Con esta inversión, ¿es posible que Asia se convierta en el nuevo motor de Banco Santander? Desde el Instituto de Empresa consideran que “cuanto menos es curioso”. Hay que verlo pues hay “demasiadas incógnitas para que la gestión sea algo principal”. Este experto reconoce que en Brasil y conjunto de América Latina tiene un porcentaje representativo porque ha sido fácil acceder al mercado a través de la banca retail.  Roldán reconoce que las entidades españolas "viendo que latinoamérica tiene potencial de desarrollo y que Estados Unidos ofrece oportunidades de compra de entidades a buen precio, el potencial de desarrollo tira hacia China”. Un país en el que la tarea no será fácil...¿o sí?.  Quien sabe, igual es ¿Un complemento perfecto?