Santander podría provisionar hasta 1.400 millones de euros antes de que termine el año por la depreciación de su participación en el banco estadounidense Sovereign, con lo que obtendría ventajas fiscales al reducir la base imponible en el Impuesto de Sociedades, según un experto consultado por Europa Press. El director del Lauder Institute de Wharton School de la Universidad de Pensylvania y autor del libro 'Santander, el banco', Mauro Guillén, explicó que fiscalmente "tiene sentido" que el banco haga esta provisión ahora y recordó que está acumulando "mucha caja" con las ventas de inmuebles, del negocio asegurador en América Latina y de diversas participaciones financieras.