La filial brasileña de Banco Santander  obtuvo 14.100 millones de reales brasileños (8.050 millones de dólares) con la salida a bolsa en el mercado de valores de Sao Paulo, lo que lo convierte en la mayor salida del mundo en 2009, dijo el martes la Comisión de Valores y Bolsa, CVM.
El banco vendió 600 millones de acciones en unidades en el mercado BMFBovespa tras el cierre del martes. Cada unidad, compuesta por 55 acciones ordinarias y 50 acciones preferentes, tenía un precio de 23,50 reales. Este precio fue inferior a las previsiones, que estimaban que estaría en la parte alta de la banda de 22,00-25,00 reales por título.

Banco Santander vendió sus acciones en Brasil y a inversores extranjeros en Estados Unidos a través de American Depositary Shares. El mercado brasileño calificó la salida como una OPV, aunque no lo fue estrictamente hablando. Antes de la oferta, el 1,98% del capital de la filial ya cotizaba libremente en el mercado. Tras la operación, casi el 18% del grupo cotizará en el mercado.

El banco español ha invertido fuertemente en Brasil en la última década y desea establecerse junto con los dos grandes titanes privados del sector nacional, Itau Unibanco (ITUB) y Banco Bradesco SA (BBD). Santander tiene una red de 2.091 sucursales y 21 millones de clientes en Brasil. Además, la entidad  ha señalado que la mayoría de los fondos obtenidos en la operación se invertirían en la apertura de 600 sucursales más en el país sudamericano hasta 2013