La revista Euromoney ha nombrado a Santander mejor Banco de Europa Occidental por ser capaz de "mantenerse en pie por sí solo" durante la crisis, mientras "muchos de sus rivales europeos anunciaban grandes pérdidas y recortes de personal, y necesitaban el respaldo de inyecciones de capital estatal" y otras ayudas.