La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, aseguró hoy que en estos momentos ninguna caja de ahorros tiene "problemas especiales" que obliguen a una intervención, aunque admitió que, si la crisis se prolonga, alguna podría llegar a tenerlos. "No hay ninguna caja que necesite ser intervenida", aseguró Salgado en declaraciones a la entrada de la reunión mensual de ministros de Economía de la eurozona.
"Problemas no tiene ninguna. Si la situación económica se prolongara durante algún tiempo, alguna podría llegar a tenerlos. Pero no hay ninguna identificada", resaltó. Insistió en que el problema del sector financiero es que hay una cierta "sobrecapacidad" y dijo que el actual es un "buen momento para proceder a esa reestructuración". En este sentido, confirmó que el Gobierno quiere tener listo a lo largo de este mes de junio el nuevo fondo para ayudar a la reestructuración del sector financiero, que estará dotado con 9.000 millones de euros.

Salgado indicó que el Banco de España "está teniendo reuniones con las cajas habitualmente" y que las propias cajas "ya saben que será bueno que se refuercen de cara al futuro".

También dijo que el Banco de España está haciendo pruebas de estrés a los bancos y a las cajas españolas "de manera permanente" y gracias a estas pruebas el Gobierno sabe que "no hay ninguna caja con problemas especiales".