La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, defendió hoy que "no pasa nada" si la inversión en infraestructuras se ralentiza en los próximos años para cumplir con el objetivo de déficit público, dado el "esfuerzo" realizado por el Gobierno en materia durante últimos los seis años. La ministra aseguró que la inversión en infraestructuras en relación al PIB de España ha sido el doble respecto a la de Alemania y Reino Unido, y superior al de Italia y Francia.