El grupo Sacyr Vallehermoso ha obtenido un beneficio neto de 735,3 millones de euros en los nueve primeros meses de 2007, lo que supone un incremento del 180,4%, que se debe en buena medida a la aportación de sus participadas Repsol YPF e Eiffage. La cifra de negocio creció el 18,9% hasta alcanzar los 3.916,8 millones de euros frente a los 3.292,9 millones de euros alcanzados en el mismo periodo del año anterior.
En proporción similar creció el resultado bruto de explotación o Ebitda, que se situó en los 838,6 millones de euros, el 13,4% más. Habrá ampliación