Sacyr Vallehermoso ha renovado hasta principios de agosto 1.090 millones de euros de líneas de préstamos y créditos correspondientes a su deuda a corto plazo y mantiene "abiertas negociaciones complementarias para continuar renovando las deudas que vencen dentro de 2009 y son susceptibles de renovación bilateral".
En un información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el grupo presidido por Luis del Rivero indica que ha continuado negociando de forma bilateral con las entidades financieras con las que mantenía vencimientos de deuda a corto plazo "para renovarla a plazos más dilatados".

Así, señala que estas negociaciones se están realizando "caso a caso, se mantienen de forma continuada y se formalizan por operaciones, sin que existan negociaciones colectivas sindicadas".

Además, la compañía afirma que los acuerdos de renovación firmados hasta ahora no han alterado "de forma relevante las estructuras de la deuda en cuanto a garantías", habiéndose actualizado las condiciones económicas a parámetros similares a los del mercado.

Sacyr Vallehermoso subraya que, teniendo en consideración el estado de estas conversaciones, no prevé "problemas de importancia" en la renovación del resto de las deudas que, venciendo en 2009, son susceptibles de una negociación bilateral.

La deuda neta de Sacyr Vallehermoso a 31 de junio se situaba en 11.590 millones de euros, tras reducirse en un 20,1% con respecto a los 14.512 millones de euros a cierre de 2008. Además, la compañía prevé cerrar el ejercicio 2009 con un endeudamiento de unos 11.000 millones.

Según datos a cierre de 2008, la cifra de vencimientos a los que el grupo constructor y de servicios tenía que hacer frente en el ejercicio 2009 ascendía a 3.785 millones de euros.

Además, en el presente ejercicio Sacyr ha liquidado la OPA de Citi sobre Itínere, ha cerrado la venta de un 17,4% del capital en su ex filial de concesiones a Caixa Galicia, Caixanova y Cajastur por 500 millones -destinando la mayor parte de este importe a la cancelación de deuda- y vendido activos inmobiliarios por 1.435 millones de euros, que han generado una liquidez de 360 millones de euros tras haberse cancelado la deuda bancaria que tenían asociada.