Hace semanas venimos comentando la buena estructura técnica de Sacyr Vallehermoso, con varios datos técnicos positivos de su lado:

1-) El precio ha roto la media móvil que guiaba la normalidad en los rebotes desde los máximos de 2011. En esta situación, el rebote que dio comienzo a mediados de 2012 es técnicamente distinto de los anteriores, lo cual sugiere un cambio de tendencia en esa estructura. Del mismo modo ocurrió en los tramos bajistas de 2007-2009 y de 2009-2012, cuando el precio rompía la tónica bajista anterior, dando lugar a rebotes del 200% desde mínimos. La actual estructura alcista desde los mínimos de junio 2012, tan sólo acumula un 70% de revalorización.





2-) La recuperación mínima de una estructura de cambio de tendencia viene siendo del 38% de la anterior caída. Como ha venido pasando en todos las rupturas de su media móvil de rebotes de las estructuras bajistas (punto 1), la recuperación posterior es de al menos el 38% de la última caída. Si tomamos como última caída la experimentada en octubre 2011 desde 5,6€, una recuperación del 38% de la misma apunta a niveles de 2,8€, un potencial de subida del 70% desde estos niveles.

3

3-) Los indicadores de medio/largo plazo en el valor son propios de suelos relevantes y en un incipiente proceso de reversión, lo cual sugiere que la recuperación iniciada en los mínimos de junio de 2012 no ha llegado a su punto álgido:



4-) Su estrategia de internacionalización es uno de los factores más positivos para su futuro. Tal y como comentaba la analista Nuria Álvarez el pasado viernes:

“Los resultados 2012 se han caracterizado por elevadas provisiones y saneamientos, la recurrencia de ingresos en áreas como Servicios y Patrimonio y la mejora del margen en el conjunto del Grupo. Asimismo, cabe destacar la mayor internacionalización del Grupo aunque consideramos que el peso del mercado doméstico aún es elevado si lo comparamos con otras compañías del sector. En este sentido, una continuidad en la estrategia de internacionalización debería ser uno de los aspectos positivos de cara al mercado.
Mantienen su participación en Repsol como estratégica, que se eleva al 9,53% y cuya valoración la han ajustado hasta el entorno de los 20 euros/acc (+22,6% superior a la cotización actual de la petrolera).
A corto-medio plazo el principal riesgo lo seguimos encontrando en la salida de las cajas que aún se encuentran en el accionariado. De cara a 2013 la clave para la compañía consideramos que se encuentra en la gestión del fondo de maniobra que seguirá viéndose penalizado por las divisiones de Construcción y Concesiones. La recomendación de inversión de Renta 4 Banco se mantiene sin cambios en Mantener.”

CONCLUSIÓN:

Los datos técnicos del precio apuntan a un proceso de recuperación desde los mínimos de junio 2012 que no habría visto su punto álgido, sugiriendo un potencial de subida para 2013 muy atractivo.

Por los motivos antes expuestos tenemos el valor en nuestra cartera de análisis técnico, con la más alta ponderación permitida del 30%, al tiempo que reiteramos la recomendación de COMPRAR.