El consorcio liderado por la compañía española Sacyr Vallhermoso entregó ayer una fianza de 450 millones de dólares a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), entidad que la autorizará en los próximos días a comenzar las obras del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica. Según informaron fuentes de la ACP, el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), formado también por la empresa italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana (Cusa), entregó hoy la fianza, un día antes de cumplirse el plazo reglamentario para hacerlo.